1. Tome fotografías de lo que causó su caída. La ley de Florida requiere que una persona que busca recuperarse de lesiones después de un resbalón y caída demuestre que el dueño sabía de la condición peligrosa que causó la caída, y demostrar que el propietario DEBERÍA HABER CONOCIDO de la condición peligrosa si estaban manteniendo adecuadamente la propiedad. Tomar fotografías de la condición y de qué causó la afección preserva la valiosa evidencia en caso de que las lesiones resultantes terminen siendo graves y el propietario intente eludir la responsabilidad. NO confíe en la evidencia conservadora comercial.
  2. Haga un informe y obtenga una copia. Para asegurarse de que hay un registro formal del incidente, cómo sucedió y quién estuvo involucrado, es importante tomarse el tiempo para informar el incidente y redactar un informe formal. Asegúrese de que el informe incluya la causa de la caída, la fecha, hora y ubicación de la propiedad, y los nombres e información de contacto de los testigos y las personas involucradas después de la caída.
  3. Obtenga información de contacto para los testigos. Los propietarios de propiedad y las empresas a menudo no documentan por completo los nombres de todos los testigos. El testimonio de los testigos, sin embargo, puede llegar a ser crucial para probar su caso. Recopilar los nombres de los testigos e información de contacto puede protegerlo más adelante si el dueño de la propiedad intenta evadir la responsabilidad por sus lesiones.
  4. Examínese lo antes posible. Después de cualquier tipo de lesión, es importante que lo examinen lo antes posible. Esto se debe a dos razones: primero, para obtener el tratamiento médico que necesita para mejorar lo más rápido posible; segundo, documentar el alcance total de sus lesiones y cómo fueron causadas. Cualquier retraso en buscar tratamiento puede dañar su caso significativamente.
  5. Consulte a un abogado antes de tener alguna conversación sobre sus lesiones con la compañía de seguros. Si se siente herido como consecuencia de una caída, es mejor hablar con un abogado local especializado en lesiones personales antes de conversar con las compañías de seguros sobre cómo ocurrió la caída y cuáles son tus heridas. Solo un abogado calificado puede explicar sus derechos de manera completa y adecuada.

Deja un comentario