Las lesiones relacionadas con ir de compras, como los resbalones y caídas, y lesiones de espalda y el cuello, representan miles de lesiones personales cada año en EE. UU. Además del gasto excesivo de los consumidores, la mayoría de las personas no piensan en ningún peligro particular cuando van a comprar cosas como ropa, juguetes, productos electrónicos y cosas para el hogar. Las lesiones cuando vas de compras, sin embargo, son más comunes de lo que uno pensaría y algunas veces involucran la falla del propietario de la tienda para mantener sus instalaciones seguras, o advertir a los al publico sobre riesgos conocidos que pueden dañar a los compradores, trabajadores y visitantes.

Tipos de lesiones que occuren cuando vas de compras

“Lesiones en las compras” es un término utilizado para describir las lesiones personales que ocurren cuando vas a visitar una tienda, un centro comercial o otras tiendas. Si bien muchas lesiones relacionadas con las compras son menores, las lesiones más graves pueden incluir fracturas de huesos, esguinces, traumatismo craneal, lesión en el cuello, lesión de la médula espinal e incluso muerte. Por otra parte, la tasa de lesiones en las compras tiende a aumentar durante las temporadas de compras pesadas, como durante la temporada de Navidad, “Black Friday” y otras fiestas.

Los tipos de accidentes relacionados con las compras que pueden ocurrir en la propiedad de una tienda incluyen:

  • Resbalones y caídas: que resultan de pisos mojados, alfombras rotas, mal iluminación y mal funcionamiento de las escaleras mecánicas.
  • Heridas en la cabeza y el cuerpo: por objetos que se caen, pantallas de venta minorista, objetos fuera de alcance o otros
  • Heridas en el carrito de compras: caídas como resultado de que un carro se vuelque
  • Lesiones por sobrepoblación: resultan de los peligros de hacinamiento, es decir, el pisoteo.
  • Lesiones en el estacionamiento: resultan de un estacionamiento agrietado o mal diseñado, o por no haber quitado hielo o nieve

Las reclamaciones por lesiones personales relacionadas con compras

Las personas que se lesionan en propiedades comerciales, como tiendas o centros comerciales, generalmente pueden presentar demandas por lesiones personales en virtud de las leyes de negligencia del estado. Conforme a las leyes de responsabilidad de las tiendas, los propietarios de las tiendas deben tener un cuidado razonable para asegurarse de que las instalaciones de la tienda estén a salvo de peligros ocultos o condiciones peligrosas que puedan causar lesiones. Por ejemplo, las tiendas deben limpiar los derrames de cosas rápidamente, retirar los objetos caídos, reemplazar las bombillas bajas de luz y proporcionar la seguridad adecuada para los clientes.

Para probar que una tienda es legalmente responsable de las lesiones de los compradores, él o ella debe establecer 1) que el dueño de la tienda sabía (o debería haber sabido) sobre la condición peligrosa en su propiedad que causo la lesión, 2) el dueño de la tienda no inspecciono regularmente la tienda para prevenir los peligros, o proporcionó mantenimiento inadecuado, 3) el comprador no habría sido herido si no hubiera habido una condición peligrosa en la propiedad, 4) hubo una relación entre la condición peligrosa y la lesión del comprador, y 5) que el comprador sufrió “daños” reales como resultado de la tienda

Los propietarios de tiendas que enfrentan un reclamo por lesiones personales pueden tener las siguientes defensas:

  • Ninguna condición peligrosa existió en las instalaciones
  • El dueño de la tienda no tenía conocimiento previo
  • El dueño de la tienda tomó medidas razonables para corregir cualquier condición peligrosa
  • La condición era tan obvia que se pudo evitar
  • El peligro no causó lesiones al cliente
  • La lesión ocurrió en un lugar donde los clientes no están permitidos
  • El cliente fue negligente y asumió su propio riesgo.

Deja un comentario